Buscar en este blog

lunes, 17 de abril de 2017

La ayuda humanitaria de la oficina Pro-cautivos creada por Alfonso XIII en la Primera Guerra Mundial.

Carta remitida en 1916 a Francia. Comunicación de la oficina pro-cautivos.
Circula con franquicia , según reglamentos de la Unión postal para el correo de los prisioneros de guerra.


Alfonso XIII y la oficina pro-cautivos.

Damos un nuevo salto en la historia y volvemos otra vez  a la primera guerra mundial, la Gran Guerra como se conoció entonces. Gran Guerra por el número de países implicados ,de víctimas tanto civiles como militares, así como por los miles de prisioneros de guerra capturados por los países contendientes.  La diversidad de frentes por toda Europa consiguió que las frecuentes batallas y capturas de prisioneros de guerra cortaran las comunicaciones entre éstos y sus familias. La incertidumbre se extendió por la Europa en guerra ya que a la gente humilde nadie le daba explicaciones del paradero de sus familiares desaparecidos en los frentes de guerra.  En estas circunstancias , una mujer francesa cuyo marido había desaparecido en la batalla de Charleroi (agosto de 1914) decidió escribir al Rey Alfonso XIII (de una España neutral) solicitando ayuda , apelando a su capacidad de comunicarse y ser atendido por las altas instancias de las naciones en guerra.  Tras movilizar a las embajadas de París y Berlín se consiguió localizar al hombre que se encontraba prisionero en Alemania y consiguió que las autoridades alemanas le permitieran escribir a su mujer.
Carta remitida en 1917 desde Paris a Alfonso XIII solicitando ayuda.
Tras darse a conocer este hecho por la prensa comenzaron a llegar miles de solicitudes de ayuda para localizar a familiares desaparecidos en los campos de batalla europeos. Tal volumen de solicitudes no podían ser tratadas personalmente por el Rey, que con ayuda de su secretario Emilio Mª de Torres tuvo que montar (con aportaciones de dinero personales) una oficina que llegó a tener cuarenta empleados y diez secciones (información , repatriaciones, indultos, enfermos, etc.) y que a veces recibía hasta 20000 cartas diarias.  Una vez recibida la solicitud, se comunicaba por carta el inicio de la investigación y se encargaba por vía diplomáticas los requerimientos necesarios para dar la respuesta adecuada. Una vez obtenida la información se contactaba con los familiares.
Carta de luto remitida en 1917 a Francia comunicando noticias.

Sobre los éxitos de esta oficina se destaca que se facilitó ayuda a más de 130000 prisioneros (franceses, belgas, ingleses, italianos, etc.), repatriaciones de prisioneros enfermos , civiles desplazados y niños sin familias, aplazamiento de penas judiciales a prisioneros franceses en Alemania y los alemanes presos en Francia.

De todas estas actuaciones no muy conocidas nos quedan hoy los testimonios de las cartas remitidas de las que pongo algunos ejemplos.

Contenido de la carta anterior, firmada por el secretario del Rey Alfonso XIII.
Carta remitida en 1917 anunciando el inicio de las investigaciones para buscar a un desaparecido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario