Buscar en este blog

jueves, 5 de abril de 2018

El Campo de Miranda de Ebro


Tarjeta por correo certificado desde la Polonia ocupada por Alemania al Campo de Miranda de Ebro, censura alemana 1942. 


El Campo de concentración de Miranda de Ebro.

Volvemos de nuevo con la filatelia y la historia hoy contamos alguna cosa sobre el campo de concentración de Miranda de Ebro en Burgos. Fue el campo que permaneció activo más tiempo, diez años, y el último en cerrarse. El origen del
campo se remonta a las victorias  militares en el frente norte y la captura de miles de prisioneros que debían de ser custodiados. Para albergar a muchos de ellos se decidió construir varios campos entre ellos uno en Miranda de Ebro en virtud de su situación geográfica, cerca del frente norte y en un nudo ferroviario de vital importancia. Para la construcción del campo se utilizó un solar de una empresa química lindante con las instalaciones del ferrocarril. Se construyó en muy poco tiempo por los lugareños pero con unas condiciones de vida lamentables con una capacidad para 1500 presos pero que siempre se vio superada.
Carta remitida desde el Campo de Miranda a Bélgica 1943, censura alemana.

En un primer momento se utilizó para albergar a presos republicanos, soldados, políticos, oficiales, etc. llegando a pasar por el campo unos 65000 republicanos. 
A partir de 1941 apenas quedaban presos españoles que fueron trasladados a otros campos pasando entonces a ser un campo para extranjeros.
Hasta 1944 el campo estuvo controlado por la Gestapo alemana que interrogaba a los presos y decidía su destino llegando a albergar 3500 extranjeros en 1943. Fundamentalmente eran franceses que huían por los Pirineos, judíos que escapaban de la ocupación alemana de Europa y también aviadores aliados derribados sobre la Francia ocupada que lograban pasar a España con ayuda de españoles conocedores de los pasos en los Pirineos.
Carta del Campo de Miranda a Casablanca, 1942.

Tras los reveses militares alemanes en Europa Franco empezó a dejar de colaborar con los alemanes en Miranda de Ebro y al campo empezaron a llegar alemanes que huían del avance aliado por Francia  (soldados, funcionarios de aduanas, etc.).
Tarjeta remita a Bélgica, 1943. Censura militar alemana.
Carta de Miranda a Bélgica 1942 censuras alemana y española.

El campo se cerró en 1947 y con el tiempo han desaparecido todos los vestigios quedando unas pequeñas construcciones como recuerdo de estos tristes años.

Tarjeta remitida a Suiza 1943, censuras alemana y española, rastros de censura química.

Remitida a Suiza 1943, censura militar alemana y española.

Video sobre el campo:




domingo, 25 de marzo de 2018

El pueblo con el nombre más largo del mundo

Cartel en la estación de ferrocarril de la localidad.

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch


Pues si, este el el nombre de una localidad más largo del mundo con 58 caracteres , situado en Gales es una localidad con unos 3100 habitantes. Su principal atractivo turístico es el cartel con el nombre de la localidad a donde acude la gente a hacerse fotografías.  El significado del nombre es 'iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja.


Tarjetas con marcas especiales con el nombre de la localidad.


Matasellos de la localidad


Curioso video sobre el pueblo y su histoia


miércoles, 7 de marzo de 2018

El telégrafo de Mathé, demasiado tarde para triunfar.


Mathé y torre de telegrafía óptica.

La telegrafía óptica en España.

La necesidad de mayor rapidez en las comunicaciones  sumada a la mejora tecnológica , permitió el desarrollo de la telegrafía óptica. Ya no era necesario el llevar un mensaje físicamente desde un punto a otro, sino que era el contenido del mensaje el que se transmitía de un punto a otro. Para ello se instalaban una serie de torres en lugares estratégicos (zonas elevadas, campanarios, castillos, etc.) que visualmente permitían ver (con telescopios) la situada anterior y posteriormente.  

Torre restaurada de Arganda del Rey , Madrid.
El mensaje se transmitía de una torre a la siguiente mediante unas señales convenidas según un código. Para la composición del mensaje se utilizaban unos aparatos situados en la parte superior de cada torre. Aquí encontramos las principales diferencias ya que en cada país se utilizó un sistema diferente. En Francia se utilizó desde 1794 el sistema desarrollado por Chappe que es el que más desarrollo alcanzó llegando a extenderse por todo el país y del que hablaremos en una próxima entrada del blog.

En España gusta la idea y se plantearon alternativas para el desarrollo de telégrafo óptico, como el de Agustín de Betancourt que empezó a construirse pero  la falta de fondos y la guerra carlista posterior lo dejaron abandonado.
Hasta 1844 no se emprendió de nuevo un proyecto serio a cargo del coronel  Jose Maria Mathé Aragua que pretendía comunicar Madrid con todas las capitales de provincia. Se construyeron diversas líneas dotadas con torres diseñadas especialmente para esta labor. Las torres, de las que aún quedan bastantes en pie estaban fortificadas para dificultar su ocupación por la fuerza y en el piso superior estaba situada la maquinaria necesaria para hacer funcionar el mecanismo del telégrafo.

A pesar del impulso con que se temó el proyecto, éste llegó demasiado tarde pues cuando aquí se comenzó con el telégrafo óptico en otros países ya se experimentaba con el telégrafo eléctrico.



Aqui se puede descargar un interesante trabajo seobre la telegrafía óptica en España, con estudio de las torres supervivientes.


Video que muestra el funcionamiento de la torre de telegrafía óptica:


miércoles, 28 de febrero de 2018

Meucci, un inventor desconocido





Antonio Meucci, uno de los padres del teléfono.

Siempre que se habla del inventor del teléfono nos acordamos de Graham Bell si bien éste no fue el verdadero inventor del teléfono sino el ingeniero italiano Antonio Meucci. Diversas circunstancias y mucho dinero en juego impidieron el reconocimiento de su trabajo hasta muchos años después de su muerte.  Nacido en Italia en 1808 estudió ingeniería en Florencia, acusado de participar en la conspiración de Garibaldi pasó varios meses en la cárcel.
En 1835 junto con su esposa abandonaron Italia y se instalaron en Cuba y en1850 de trasladaron a una ciudad cercana a New York. En 1854 construyó un teléfono para conectar su oficina de la planta baja con el segundo piso donde estaba su mujer inmovilizada por una enfermedad.  Por cuestiones económicas no pudo registrar una patente completa, sino una parcial renovable anualmente que sólo pudo renovar dos años. Intentó hacer demostraciones públicas de su invento sin mucho interés por parte de los inversores. Entre tanto Bell patentó su teléfono en 1876 , Meucci reclamó ante
la oficina de patentes pero al parecer se había perdido la documentación de su invento (por actuación interesada de algún empleado de la oficina patentes).  Se iniciaron acciones legales contra Bell y aunque los jueces en principio reconocieron la autoría del invento a Meucci, los recursos económicos de la compañía de Bell con sus numerosos abogados que alargaban el proceso , la falta de recursos de Meucci y su muerte en 1889 dejaron sin resolver el conflicto. Tuvo que ser el 11 de junio de 2002 cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos reconoció a Meucci como inventor del teléfono en 1860.


A día de hoy loa alemanes reclamana a Reiss como inventor del teléfono y los franceses a Ader, pero de ellos hablaremos próximamente.



Documental sobre el inventor:




lunes, 19 de febrero de 2018

Tapando a Hitler



Cae el Nazismo, la vida sigue y el correo debe de continuar

Con la  derrota de Alemania en la segunda guerra mundial se puso fin al régimen nazi que había gobernado los últimos años. Alemania quedaría ocupada por las potencias vencedoras que se repartieron áreas e influencia y que originarían una serie de conflictos políticos que desembocarían en la partición de Alemania. Pero mientras tanto la vida seguía, los civiles seguían con sus vidas en la miseria de las ciudades arrasadas por los bombardeos aéreos y los ataques de la artillería en su avance hacia Berlín. La gente y los negocios necesitan comunicarse, las líneas telefónicas están maltrechas y sólo que usar el correo, pero para usar el correo hay que franquearlo con sellos y la mayoría de los disponibles son los emitidos durante el nazismo con la efigie de Adolf Hitler. Mientras se preparaban las nuevas emisiones de sellos de los países ocupantes se siguieron utilizando por un tiempo las emisiones de sellos de Hitler, si bien se intentó tapar la imagen del dictador con medios más o menos artesanales, por ejemplo aplicando manchones de tinta con tapones de corcho con éxito relativo. Pongo algunos ejemplos de este tipo de cartas que han dejado constancia de un periodo de la historia contemporánea.

Ejemplos de cartas enviadas desde Alemania y Austria con sellos de Hitler emborronados con la intención de tapar su imagen.








lunes, 12 de febrero de 2018

La segunda expedición de Byrd a la Antártida.

Pareja de sellos sin dentar hojitas sin cortar, conmemora la segunda expedición de Byrd a la Antártida.


Byrd, de nuevo en la Antártida.

Hace ya casi un año hablamos de la primera expedición de Richard Byrd a la Antártida, hoy repasaremos de manera breve la segunda expedición que tuvo lugar entre los años 1933 y 1935.  Nada más regresar de la primera expedición ya estaba planeando la segunda con el propósito de descubrir nuevos territorios en el continente helado. Para sufragar el coste de la expedición recibió el apoyo de la National Geographic Society y dado que este no fue suficiente recurrió a solicitar pequeñas donaciones monetarias así como donaciones en especie como comida, fuel y todo tipo de suministros. Para el transporte de los materiales recurrió a un par de barcos que habían sido utilizados en el ártico, un barco con casco de metal llamado Jacob Ruppert y uno de madera llamado Bear of Oakland, asimismo para poder desplazarse por el continente antártico llevó cuatro aviones, varios tractores (que resultaron inútiles) y 153 perros para tirar de los trineos. Una vez en el continente se estableció una base a la que se llamó Little America donde se realizarían diversos experimentos científicos. 

Carta con matasellos de la base Little America, con rara fecha 30-1-1934.

Por su parte Byrd se desplazó unos doscientos kilómetros al Sur para establecer una estación meteorológica en la que debía permanecer sólo unos seis meses transmitiendo los partes por radio. Esta estancia fue una experiencia traumática  por un fallo en la combustión de gas que le produjo envenenamiento por monóxido de carbono que casi le costó la vida. A pesar de ello la misión fue un éxito en varios campos como la geografía (más de 1500 km de cartografía de la costa conseguidos gracias al uso de aviones) y la geología (descubrimiento de fósiles de árboles que probaban que el clima del continente fue mi distinto en otras épocas.

Tarjeta circulada desde el buque Bear Of Oakland con firma del capitán, matasellos de Little America.

Carta circulada desde el buque SS Jacob Ruppert.


El éxito de esta emisión influyó en que se propusiera una nueva misión con la idea de ampliar los objetivos conseguidos hasta el momento, pero de esto, ya hablaremos más adelante.

Carta con raro matasellos de la base Little America, presente sólo en las cartas dirigidas a Nueva zelanda.


Documentales sobre la segunda expedición Byrd en dos partes:



martes, 30 de enero de 2018

"Green Covers" en el ejército británico.

"Green Cover" con matasellos estafeta de campaña y diversas marcas de censura, a Sheffield.

"Green Covers" en el ejército británico.

Un apartado interesante del correo militar es la censura, el objetivo principal es evitar que en las cartas escritas por los soldados se den , muchas veces sin mala intención, de ciertas informaciones relevantes como por ejemplo, localización , misiones , composición de unidades, bajas, críticas a los oficiales , etc. Lo más sencillo hubiera sido prohibir las comunicaciones entre los soldados y sus familias, pero ya que esto no era posible por cuestiones de libertad y moral, debía de establecerse un procedimiento para controlar el contenido de las cartas de los soldados. Por ejemplo, en el caso que nos ocupa nos centramos en la censura militar británica y el control del correo de los soldados. Todas las cartas remitidas por los soldados debían de ser leías por un oficial del regimiento que debía de estampar una marca y su firma autorizando el envío de la carta.  Lógicamente, con el tiempo entiendo que debía ser una labor aburrida, leer cientos de cartas con cosas triviales que no le importan lo más mínimo. Al mismo tiempo los soldados se podían sentir incómodos que sus oficiales superiores pudieran leer su correo con noticias o comunicaciones muy personales de carácter íntimo o familiar.

Remitida a Cold Ash, matasellos estafeta de campaña, marca de censura de la RAF.

Para evitar estos inconvenientes, en las dos guerra mundiales, los soldados británicos dispusieron de unos sobres especiales llamados GREEN COVER (sobre verde, por color de la tinta en que estaba impreso) en el que podían enviar sus cartas sin que fueran censuradas en su regimiento, aunque posiblemente si en las bases principales. Los sobres de la primer a y la segunda guerra mundial tienen prácticamente el mismo formato, aunque existen ciertas variantes (por ejemplo, los utilizados en la India se siguen llamando Green Covers , pero la tinta no es de ese color sino negra).

Ejemplo de un Green Cover, de Egipto a Brighton (Inglaterra) 1942, marca de censura de la RAF.


Las indicaciones del sobre son las siguientes:

Izquierda:

Este sobre no debe de utilizarse para (enviar) monedas o bienes valiosos. No puede ser aceptado para certificarlo.
Nota: Las cartas de este sobre no necesitan ser censuradas en el regimiento. Los contenidos pueden ser examinados en la Base.
El siguiente certificado debe der firmado por el escritor (de la carta, se entiende).
Certifico por mi honor que los contenidos de este sobre sólo se refieren a asuntos privados y de familia.

Derecha:

Pueden enviarse hasta tres cartas en este sobre, pero todas deben ser del mismo escritor. En cualquier caso el sobre debe enviarse al censor de la base.

Con más o menos variaciones este era el modelo utilizado por el ejército británico.



"Green Covers" con origen en la India, en este caso a pesar de denominarse así , están impresos en color negro.